FranPCinfo » Fuentes de Alimentación Gaming

Fuentes de Alimentación Gaming

La fuente de alimentación da vida a nuestros equipos. Y como hay tantas configuraciones como usuarios, existe un gran catálogo de fuentes alimentación con características diversas que se adaptan a cada tipo de PC y configuración. Encontrarás fuentes modulares y semimodulares desde 180W para equipos de bajo consumo hasta 1600W pensadas para los PC más exigentes.

Las mejores fuentes de alimentación del momento por rango de precio (enero 2019)

Todo PC que se quiera montar no estará completo sin una fuente de alimentación, y es necesario dedicar tiempo a elegir la mejor para las necesidades del equipo. Aunque suele haber fuentes que no dan malos resultados por precios tan bajos como 20 euros, siempre asalta la duda de por qué hay fuentes más caras. La respuesta, como todo, está en la calidad de la fuente, y encontrarás explicado más adelante qué tienes que mirar para elegir una buena fuente de alimentación o PSU.

Cómo elegir la mejor fuente

Al final del artículo comentaré diversos aspectos a tener en cuenta de las fuentes, y ahora mostraré algunas de las mejores, a modo de orientación, que podéis encontrar. Antes de comprar, comparad precios con vuestra tienda local, ya que como cualquier componente informático varían de un día para otro, de una ciudad a otra, y de un país a otro.

Tened en cuenta que muchas empresas de fuentes de alimentación poseen gamas de distinta calidad, por lo que no se puede decir que una marca sea buena o mala sólo por una de sus gamas. Pero sí que es cierto que hay compañías que intentan vender productos baratos de mala calidad a compradores que no saben nada de fuentes de alimentación.

La necesidad de potencia de la fuente varía enormemente con la combinación de CPU y GPU, yendo de los 350 a 450 W de una opción de procesador Intel y gráfica Nvidia de la Serie 900, a los 650 W de optar por los procesadores y gráficas de AMD más potentes.

Overclocking

Para overclocking de procesador o GPU tendréis que mirar, entre otras características, que la fuente os de una máxima estabilidad en el nivel de tensión de 12 voltios. Puesto que el overclocking requiere tocar los voltajes de los componentes, cuanto más estable sea el voltaje que proporcione la fuente de alimentación menos posibilidad habrá de que el overclocking sea inestable. Si hacéis un overclocking ligero no habrá mucho problema, pero si queréis exprimir vuestro equipo sí que lo será.

Normalmente esto os va a llevar a tener que gastaros entre algo más y mucho más en la fuente de alimentación debido a que necesitaréis que tenga mucha potencia (100 a 200 W más que lo habitual) y los mejores condensadores del mercado junto al mejor ensamblado. Si sólo queréis hacer un overclocking ligero no necesitaréis invertir mucho más.

Formatos de fuentes

Los formatos de las fuentes actuales giran en torno a dos. ATX PS/2, la más habitual de un tamaño generalmente de 140 x 150 x 85 mm, aunque las de mayor potencia pueden ser más largas, con una variante ATX PS/3 que es más corta de unos 86 mm. SFX es un formato más compacto para equipos pequeños, de 125 x 100 x 63,5 mm, con variantes como la SFX-L de 130 x 125 x 63,5. Existen otros tamaños de fuentes más específicos, como por ejemplo para barebones Shuttle que usa su propio formato.

Flex ATX es un formato reducido de 81,5 x 40,5 x 150 mm, usada en PC de pequeño tamaño, como ciertos barebones o cajas para placas Mini-ITX. TFX es un tipo de fuente de 85 x 65 x 175 mm para equipos con espacio mucho más limitado que el resto de fuentes.

Cómo decidir el rango de precios

Baratas (menos de 30 euros)

Yo no me gastaría menos de 30 euros en una fuente de alimentación por los problemas que llevan aparejados a corto y medio plazo. Tened en cuenta que son modelos con PFC pasivo, por lo que suelen necesitar consumir el doble de la potencia que está proporcinando el PC a todo lo que tiene conectado, con el gasto eléctrico adicional que ello conlleva. Además tampoco cuentan por lo general con protecciones suficiente que aseguren que ante subidas de tensión y otros problemas no vayan a estropearse la placa base u otros componentes.

Si veis alguna por menos de 30 euros con PFC activo, podría ser una opción para equipos que consuman poco, aunque en equipos que pidan un poco más de potencia pueden hacer ruido u otros problemas. Aseguraos de su calidad antes de comprarla.

Todoterreno (30 a 55 euros)

Si queréis un equipo para ofimática, juegos y tenéis un presupuesto limitado, podéis optar por una fuente de alimentación en este rango de precios. Con las tarjetas de la serie 10 de NVIDIA los requisitos del PC han disminuido. Un equipo con procesador Intel/AMD y gráfica GTX 1060 necesitaría una fuente en torno a los 400 W, mientras que con una tarjeta AMD tipo RX 580 puede requerir 50 W adicionales.

Alta calidad (55 a 100 euros)

Este rango de precio es el que recomiendo si no tenemos demasiada limitación presupuestaria por que nos vamos a quitar problemas de eficiencia, duración de las fuentes de alimentación, ruido ambiental y ruido eléctrico. Eso sí, las fuentes del rango anterior no tienen nada de malo para un equipo para juegos, pero las de este apartado son fuentes de mucha calidad.

Máxima calidad (más de 100 euros)

Estos PC pueden englobar aquellos con requisitos energéticos elevados debido a usarlos con dos tarjetas gráficas SLI o CrossFire, que queramos que sean especialmente silenciosos, o que vivamos en zonas realmente cálidas durante el verano y no tengamos aire acondicionado en casa.

Todas estas fuentes de alimentación son buenas para overlocking y como todo, unas mejores que otras, dependiendo exactamente lo que vais a subirle la frecuencia

Además de Fuentes de Alimentación Gaming, en nuestra tienda tenemos: